Shar Pei – Only Dogs
Seguinos en las Redes Sociales
Shar Pei

Shar Pei

Chinese Shar Pei, Chinese Fighting Dog

Flamingos Special Yoko Ono
Criador: Marcelo Lezcano
Propietario: Natalia Rivadeneira
El Shar Pei es un perro que no pasa desapercibido. Prudente, misterioso, con cara de hipopótamo y cubierto de abundantes arrugas, ha pasado de ser “el perro más raro” al más popular.

sharpei

 

  • Origen: China
  • Tamaño: Mediano
  • Peso: 21 kg
  • Altura: 48 cm
  • Temperamento: Moderadamente Activo
  • Pelaje: Corto
  • Mantenimiento pelaje: Bajo
  • Grupos FCI: 2: Trabajo
  • Esperanza de Vida: 10 años

El Shar Pei es un perro que no pasa desapercibido. Prudente, misterioso, con cara de hipopótamo y cubierto de abundantes arrugas, ha pasado de ser “el perro más raro” al más popular.

COLORES PERMITIDOS

Historia: 

El origen del Shar Pei se remonta al siglo II, cuando reinaba la dinastía Hang en China. Se cree que su origen sean el Mastín Tibetano y el Chow Chow, con quien comparte muchas similitudes (entre ellas la lengua azul).
Su origen es difícil de fijar ya que no existen documentos que nos indiquen con certeza la fecha de aparición de esta raza. Gran parte del material que podría habernos ayudado a contestar nuestras preguntas fue destruido por el Emperador Chin Shih alrededor del año 255 antes de Cristo.

El Shar Pei vive desde hace siglos en la costa meridional de China. Allí, por muchos años fue utilizado por los campesinos chinos como perro pastor para custodiar el rebaño, para la caza del jabalí, y como perro guardián. Se piensa que la extrema pobreza de la gente en China, a raíz de la guerra, y la dificultad de conseguir reservas de víveres, debilitó las razas y causó su deterioro a través de todo el territorio.

Al tomar el poder los comunistas en los años 40, los perros domésticos fueron considerados un lujo, lo que en principio significó la aplicación de fuertes multas a todos los poseedores de perros de cualquier raza. Posteriormente, en 1947, se decretó que los perros debían servir como alimento, para combatir el hambre de la población. Hacia 1950 sólo unos pocos ejemplares de Shar Pei sobrevivían en Hong Kong y Macao.

En los años 60 un pequeño grupo de personas en Hong Kong da los primeros pasos a fin de preservar la raza ya casi en total extinción. Estos aficionados, temiendo que algún día Hong Kong pasara a formar parte de China, y que por tanto todos los perros tuvieran el mismo final que sus progenitores, decidieron salvar la raza exportándola fuera del país.

La historia de la raza podría comenzar con la dinastía Han en China (desde el 206 antes de cristo hasta el 220 después de Cristo), así pues, estamos hablando de una de las más antiguas razas existentes. Acerca del lugar de origen se habla de Dah Let (Tai Leh), en la provincia china de Tung, aunque otras hipótesis dicen que el lugar podría haber sido la provincia de Fushan. Existen estatuas de esta época que nos pueden hacer recordar a los Shar Pei con la cola curvada y con una expresión similar a la que nosotros conocemos en la actualidad.

Caracteristicas:

Las líneas de los Shar Pei actuales son llamadas Americana y Tradicional; Los americanos son más pequeños, más gruesos, con arrugas más marcadas, de aspecto más pesado, el hocico más grueso y en general un pelo más largo. Su cabeza debe estar bien proporcionada, sin ser excesivamente grande, destacando en ella las arrugas de la frente. Estas arrugas son muy importantes y caracterizan la raza. Representan el signo chino de la longevidad y son como la garra de un dragón.

El cráneo ha de ser redondo y grande en su base, pero plano y ancho en la frente. El stop debe ser moderado, dando paso a una nariz grande y ancha, preferiblemente de color negro. El hocico debe ser ancho en su base y estrecharse ligeramente en la nariz. Los labios y la parte superior del hocico son carnosos y dan a veces origen a un pequeño bulto en la nariz. La dentadura completa no se permite la ausencia de ninguna pieza y ha de ser una mordida en tijera perfecta. Sus ojos oscuros, siendo indeseables los de colores claros, la función de los párpados no debe ser interrumpida por las arrugas. Las orejas pequeñas, con forma de triángulo, ligeramente redondeadas en las puntas, deben ir dirigidas hacia delante y pegadas a la cabeza.

El cachorro ha de tener su cuerpo lleno de pliegues. El adulto tiene arrugas en la cabeza y en la cruz y una hermosa papada. Su cuerpo debe ser cuadrado, con un pecho ancho y profundo, una espalda fuerte y recta, con una cola que será llevada en alto y curvada en una o dos vueltas, dejando al descubierto el ano, que estará dirigido hacia arriba. El pelo es muy corto, nunca más de 2 centímetros, nunca se le debe cortar; se permiten todos los colores con la condición que sea de un único color. El Shar Pei mide entre 48 y 58 cm, con un peso de 18 a 29 kilos.

Temperamento:

El Shar Pei se destaca por su temperamento sereno y equilibrado. Es un animal independiente y de un solo amo. Dependiendo del animal y su crianza, en ocasiones puede parecer autista. Su carácter se asemeja al de un gato, incluso en su manera de juguetear con los objetos mediante “zarpazos”.

Revoltoso de cachorro, el Shar Pei puede ocasionar serios daños a determinados ambientes de la casa durante sus primeros años de vida, en especial a aquellos en los que abunde madera. Por eso es importante que se canalice la tendencia a morder hacia mordedores o juguetes adecuados, así se evita que estropee el mobiliario.

Pero al entrar en la madurez su carácter cambia para bien y se vuelve menos “travieso” y más tranquilo y sedentario. Debido a esta tendencia al sedentarismo es importante para el dueño del Shar Pei que le de un paseo frecuentemente y una adecuada alimentación. De no existir dicha actividad física es probable que aumente de peso. La actividad física también le proporciona un equilibrio psicológico al perro, aportando disciplina y gasto energético.

Muestra una ligera indiferencia ante los extraños, y desarrolla el papel de perro guardián a la perfección, aunque es muy fiel y cariñoso con la familia.

Su carácter algo obstinado, obliga a emplear métodos de adiestramiento en el que se debe erradicar el castigo físico, porque además de no obedecer se fomenta así su agresividad. Al cachorro de Shar Pei se lo debe tratar con mucho cariño y tener cuidado en estos métodos de entrenamiento ya que la violencia lo vuelve un perro inseguro y agresivo. Será fácil adiestrarlo con recompensas en forma de “golosina”, galletas o alimentos que no toma a menudo.

Mantenimiento:

Como cualquier animal doméstico, es necesario educar al Shar Pei desde cachorro. El dueño ha de seguir una rutina alimentaria para no alterar su delicado sistema digestivo. Se recomienda un pienso de gama alta y bajo en proteína animal, ya que no lo tolera bien y, un exceso de proteína animal, podría perjudicar su salud además de provocar alergia.

El Shar Pei detesta el frío pero le encanta tumbarse al sol.

Tiene una grasa corporal que le protege contra muchos bichitos y por eso solo se aconseja bañarlo una vez o dos como máximo al año, porque tarda mucho en volver a recuperar esa grasa tan especial.
Después de un largo paseo, es recomendable limpiarle con mucho cuidado sus ojos y oídos y pasarle una toallita húmeda por su pelaje para limpiarlo de cualquier suciedad.

Salud: 

Existe la creencia de que, debido a sus arrugas, el Shar Pei tiene tendencia a sufrir enfermedades dérmicas, pero esto no es así, pues la incidencia de dichas infecciones no es superior a la que se puedan dar en otras razas, no necesitando unas atenciones mayores que las de cualquier otro perro.

Una enfermedad frecuente de esta raza es el entropión; se produce cuando el borde del párpado se pliega o invierte en dirección hacia la superficie del ojo. El contacto y más aun el roce de las pestañas causa irritación característica del ojo y con el tiempo, ulceración y cicatrización de la córnea. Pese a no ser exclusiva de esta raza, sí tiene una incidencia superior a la media por el tipo de piel del animal y sus arrugas. Es especialmente frecuente en Shar Pei americano, dándose también casos en los Shar Pei chinos. Un procedimiento recomendado en el caso de presentarse dicha enfermedad, es la supuración de los párpados a una edad temprana para prevenir el daño ocular. Esto se hace en forma temporal ya que algunos ejemplares al terminar su desarrollo no requieren de la cirugía permanente que consiste en retirar pequeñas porciones de piel en los párpados superiores e inferiores del animal.

Referencias: https://es.wikipedia.org/Shar-Pei

Podrá descargar el estándar del FCI (Federación Cinológica Internacional) en el siguiente link: https://www.fci.be/Shar-Pei.pdf

  • Yanina en Shar PeiMuy buena
  • Yanina en Shar PeiAmo los shar pei.. Son cariñosos y obedientes.. Y tambien muy pocesivos de sus papás humanos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valoraciones

  1. Yanina

    Muy buena

  2. Yanina

    Amo los shar pei.. Son cariñosos y obedientes.. Y tambien muy pocesivos de sus papás humanos..

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.