Antes de adoptar – Only Dogs
Seguinos en las Redes Sociales

Antes de adoptar

La adopción de un nuevo amigo es una decisión que muchas veces se toma por impulso, pero al ser un compromiso a largo plazo, debes pensar cuidadosamente y racionalmente si estás realmente preparado para hacerlo.

Antes que nada es importante que tengas en cuenta que la relación tiene que ser beneficiosa para ambas partes. Es decir tu perro debe poder ser feliz viviendo contigo y viceversa. Para lo cual es importante que ambos tengan características compatibles. Si la relación no funciona, tendrás que enfrentar una situación muy difícil y dolorosa, sobre todo para el perro. Es muy importante que pienses estas cuestiones antes de adoptar.

Es por eso que preparamos este cuestionario como para ordenar los temas a tener en cuenta y facilitarte el proceso de decisión.

 

Si es tu primer perro

Si nunca tuviste un perro antes, tienes que averiguar si eres apto para adoptar. En tu caso, recomendamos un perro de raza, y elegirla tan racionalmente como puedas, priorizando comportamiento por encima de la estética. No olvides que un perro no es un adorno o un símbolo de estatus social. No es algo que completa a una familia tipo. La adopción es un contrato a largo plazo, con mucha letra pequeña que no se ve a simple vista.

Trata de responder con objetividad estas preguntas, y te ahorrarás sufrimiento para ti y para tu próximo compañero:

1.  ¿Te gustan realmente los perros? Esta es una pregunta fácil de responder. Si te dan ternura, si cuando ves uno te dan ganas de acariciarlo, si no te molesta que te ensucie o tenga olor, entonces prueba superada. Si piensas que los perros deben vivir en el patio, encerrados, o atados simplemente porque pueden soportarlo, o consideras que ensucian y molestan, entonces, considera seriamente en cambiar de idea.

2. ¿qué esperas de tu perro? Es importante que tengas en claro que muy probablemente la idealización de lo que será tu relación con él y la realidad sean dos cosas muy diferentes. No obstante es muy importante que elijas adecuadamente la raza en función de tus expectativas, no sólo para que la probabilidad del desencanto sea mucho menor, sino porque es muy importante que tu mascota se adapte bien a tu estilo de vida.

3. ¿Tienes y tendrás tiempo disponible para él? SI eres soltero, trabajas y además vives en un departamento, entonces probablemente sea conveniente que pienses en un gato que no te va a extrañar tanto. Los perros sufren stress por estar solos, más aún si están encerrados sin ningún tipo de acceso al mundo exterior. Una raza hiperactiva sufrirá mucho más que una raza sedentaria y podrías encontrarte con daños importantes cuando regreses a tu casa.

4. ¿adoptarás un cachorro o un adulto? Los cachorros dan mucho trabajo. Comen muchas veces al día y hacen sus necesidades muy a menudo. Hay que tener disciplina para educarlos bien. Un perro adulto joven puede ser más recomendable, aunque demorará un tiempo en amoldarse a su nueva vida.

5. ¿tuviste en cuenta cuánto te costará? Además del costo del cachorro, tendrás el costo del alimento, del veterinario, de la higiene, juguetes, etc. Puede sumar mucho más de lo que aparenta a primera vista.

6. ¿el lugar en donde vives es “Pet Friendly”? una de las principales causas de abandono es porque existen edificios que no aceptan mascotas. Si a tus vecinos les molestan los ladridos, puedes verte obligado a deshacerte de él (hay razas que ladran poco). Ten en cuenta esto no sólo para tu domicilio actual o si piensas mudarte en un futuro.

 

 

 

Si ya tuviste un perro anteriormente

Si ya tuviste un perro y estás pensando en adoptar nuevamente lo más probable es que hayas tenido una buena experiencia. Muchos de nosotros simplemente no podemos vivir sin perros cerca. Pero también puede ser que el tiempo te haya hecho olvidar de algunas cosas que no te gustaban tanto y tal vez te hicieron separarte de él tiempo atrás.

Hay personas que aman tanto a los perros que serán felices rescatando ejemplares con problemas de salud, o de comportamiento. Son actos de mucho amor, sólo reservados para unos pocos.

 

Siempre, debes tener en cuenta tu estilo de vida y buscar un compañero que se pueda adaptar naturalmente a él.

Considera estos consejos antes de adoptar o rescatar

1. ¿Eres deportista y buscas un compañero?, entonces una raza activa puede ser perfecta. También puedes rescatar de un refugio a un perro que haya sido callejero. Estos perros, acostumbrados a sobrevivir en libertad, sufrirán mucho el encierro y tratarán de escapar en la primera oportunidad que tengan. Si te gusta salir a correr con tu mascota, no son recomendables las razas braquiocefálicas (con hocico muy chato) como el Bóxer, los Bulldogs inglés y francés, Pug y Pekinés entre otros, ya que tienen problemas para respirar bien. Tampoco son recomendables las razas gigantes, ya que su cuerpo no suele estar preparado para resistir largas carreras. Los lebreles, en cambio, están diseñados para eso. Lo ideal son razas o ejemplares entre 12 y 25kg de peso.

2. ¿Te pasas todo el día en el sillón mirando TV?, un perro de compañía o uno muy sedentario será lo mejor. Esos naturalmente buscarán un lugar cerca de ti y se quedarán tranquilos. Una raza hiperactiva, te hará la vida imposible, se volverá una molestia y no será feliz.

3. ¿Buscas un guardián que te brinde seguridad? Entonces, un Doberman, un Rottweiler, o un Ovejero Alemán son razas que naturalmente tienen un instinto protector con sus dueños. Otras razas populares, como el Pitbull, suelen ser muy agresivos con otros perros pero amigables con los humanos desconocidos. También hay razas pequeñas como el Dachshund, que alertarán inmediatamente de cualquier presencia desconocida en el hogar. No proveen seguridad pero son una alarma muy confiable. Si vas a rescatar un perro de un refugio, trata de identificar el nivel de desarrollo de su instinto territorial.

4. ¿Buscas un compañero para tus hijos? Casi todas las razas son amigables con los niños, pero Labrador, Golden Retriever y Border Collie son los campeones como compañeros de juegos. Por algo están entre las más populares del mundo en cuanto a adopciones y entre las más inteligentes (ver artículo). Los perros rescatados de un refugio, también pueden ser muy adecuados, pero necesitarás el consejo de un profesional que evalúe su conducta.

5. ¿Tu o tus hijos tienen problemas de alergia? Entonces una raza que pierda poco o nada de pelo será la más recomendada, como el Bichón Frisé, el Poodle el Maltés o Shih Tzu.

Con los perros de raza, tendremos una probabilidad bastante alta de que tengan un perfil de personalidad acorde a lo que buscamos. Pero no son productos, son seres vivos y así podremos encontrar perros de guardia que son cobardes (predisposición congénita que es muy difícil, sino imposible erradicar con entrenamiento), perros que supuestamente deben ser sedentarios que terminan siendo hiperactivos. Debemos estar preparados para la contingencia de que nuestro nuevo amigo no sea como esperábamos y aceptarlo igual.

 

Debemos estar preparados para la contingencia de que nuestro nuevo amigo no sea como esperábamos y aceptarlo igual.

 

También, tener en cuenta que si vamos a adoptar un cachorro, sobre todo de una raza hiperactiva, seguramente nos encontremos con sorpresas desagradables, como almohadones destripados, muebles mordidos, cortinas arrancadas. Generalmente después de los 2 años estas conductas desaparecen.

Las razas con pelo corto o sin pelo, no requieren más que un cepillado y un baño cada tanto. Las razas con pelo largo en cambio, necesitan más cuidados.

Como conclusión, los humanos irresponsables son los verdaderos culpables de los perros que terminan siendo abandonados. Piénsalo bien antes de adoptar.

compartir el articulo



5 thoughts on “Antes de adoptar

    • Laura, asumo que has leído el artículo. La mayoría de las razas se llevan bien con los niños, lo más importante es que tengas en cuenta cómo es tu estilo de vida, qué lugar y tiempos va a tener el perrito para vivir y compartir con ustedes. Hay razas pequeñas que sin embargo son muy activas y si vives en un departamento, probablemente la relación no funcione. Por otro lado, si tienes espacio disponible (un jardín por ejemplo), las razas hiperactivas son muy juguetonas y divertidas y será un gran compañero de juegos para tu hijo.
      Una vez que tengas claro qué tipo de perro puede ser feliz contigo, probablemente te recomiende un pelo de pelo corto, a no ser que vivas en una zona muy fría y pienses dejarlo dormir afuera. Los peros de pelo corto requieren un mantenimiento muy bajo. Por último, si es una raza que por naturaleza es más obediente es más probable que el vínculo sea exitoso. Te recomiendo que leas el artículo https://www.onlydogs.info/las-razas-mas-y-menos-inteligentes/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.